NECESIDADES

En la práctica, la gestión forestal tiene dos niveles distintos:

  • La implementación de un plan de gestión forestal que establezca las tendencias silviculturales y que, por lo tanto, moldee el paisaje según dichas tendencias.
  • La implementación práctica de este plan de gestión forestal mediante la tala de árboles seleccionados.

Entonces  ¿por qué utilizar el “marteloscopio” ?

Porque las decisiones tomadas con respecto a la gestión forestal pueden tener impactos  a largo plazo que a veces pueden ser irreversibles. Es de suma importancia, por lo tanto, poder adquirir las herramientas  así como el saber necesario para mejorar la toma de decisiones y así preservar los recursos y considerar o planificar su explotación a nivel micro o macro, de forma sostenible. El “marteloscopio”  permite el simulacro de las decisiones de tala para prever el resultado final. El “marteloscopio” es una zona forestal en la cual se hace un inventario de todos los árboles y se los numera. Al cubrir la zona, el operario forestal realiza un simulacro de una decisión de tala denominada “marcador de árboles” en el cual anota el número de árboles que elige talar, dependiendo de su propio criterio de selección o de documentos contractuales (especificaciones obligatorias). A continuación, se introduce la operación en un programa informático, que permite el usuario visualizar las consecuencias sobre la zona e incluso procesar y analizar los datos de varias formas: económica, ecológica, riesgos incurridos, etc.

Los debates y las consideraciones de los socios europeos durante la fase de diseño del proyecto HAMMER demostraron que el concepto de “marteloscopios” y su uso  variaron de forma considerable según el país. Cada socio expresó  interés en este tipo de enfoque con la condición  de que haya una racionalización de la metodología y de las varias aplicaciones. Además, y a parte de su lado atractivo y moderno, los “marteloscopios” digitales tendrán una serie de ejemplos que todos los socios podrán utilizar junto con otros usuarios ajenos al proyecto (otras organizaciones de formación o centros de enseñanza en otros países…)